Jerez se sumará a la acampada contra la nueva ley universitaria


Las sucesivas asambleas educativas, encierros en espacios universitarios y múltiples protestas por los recortes en el sector, derivó el pasado 17 de noviembre en una huelga educativa a nivel estatal convocada por los estudiantes de diversas ciudades.

Sin embargo, en Jerez decidieron cortar las clases a media mañana para celebrar una asamblea que reunió alrededor de 300 personas. En ella, se informó sobre los puntos fundamentales relacionados con la educación y con la Estrategia Universitaria 2015, encaminada a consolidar el Campus de Excelencia Internacional.
En primer lugar, se trató una de las medidas que acoge (EU2015) y que más preocupa al bolsillo de los universitarios. Se trata de la subida progresiva de tasas en segundas, terceras y sucesivas matrículas, y los recortes en educación en todo el Estado. Medidas que, según fuentes de la comisión de trabajo, estarían encaminadas a la construcción de una universidad de élite que no atiende a los diferentes contextos y situaciones sociolaborales de los alumnos.
Por otro lado, se abordó la reforma laboral aprobada por el Gobierno por la cual denuncian el aumento de la precariedad que supone la posibilidad de encadenar sucesivos contratos en prácticas, con la consiguiente inestabilidad laboral y la baja cotización que esto implica.
A su vez, debatieron sobre la reforma de la Ley Andaluza de Universidades que será aprobada el próximo 23 de noviembre. Ésta ahonda el camino de la privatización y la precarización de las universidades públicas, dotando a los Consejos Sociales -cuyos componentes son designados por los parlamentos autonómicos y organizaciones empresariales- de nuevas atribuciones, como la emisión de informes sobre la viabilidad económica de mantener una carrera universitaria. Con esta intrusión del mercado en la universidad, los estudiantes creen que los intereses de la patronal y los criterios económicos se impondrán sobre los criterios de la calidad educativa y la formación personal.
A raíz de este preámbulo, y tras el éxito que tuvo la huelga en diversas ciudades como Sevilla, se ha propuesto llevar a cabo unas acampada en la puerta del Parlamento con el fin de derogar la LAU. Desde la capital andaluza y bajo el lema «la educación no se vende, se defiende»-tomado de las movilizaciones de estudiantes en Chile- se ha animado al resto de localidades a sumarse a las protestas.
Como consecuencia, el grupo de trabajo de la UCA ‘por una Universidad pública-Campus de Jerez’, ha decidido sumarse a dichas acampadas previstas para el próximo 22 de noviembre en el Parlamento. Un grupo de estudiantes ha anunciado que representarán a la comunidad universitaria de Jerez pero aclara que todos «están invitados a participar».
Desde el grupo de trabajo de la UCA, han querido hacer un llamamiento a todos los universitarios, estudiantes e implicados con la educación para que se unan en la lucha hacia una «Universidad pública» y a disposición del «pueblo».
Publicado el 20 de noviembre de 2011 en: La voz de Jerez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s